¡NADA ES GRATIS!

¿Te habías parado a pensar alguna vez en el hecho de que todos los días tomamos cientos de decisiones que evitan que podamos realizar otras?

La principal limitante de nuestra vida es el tiempo, puesto que solo contamos con 24 horas al día. El tiempo perdido es imposible de recuperar.

Por ejemplo, si tomamos la decisión de estudiar, el coste de esta es que no estamos saliendo con nuestros amigos y pasándolo bien, pero en cambio, si decidimos salir una tarde estamos renunciando a sacar una mejor nota si somos estudiantes.

Imagen relacionada

Este tipo de decisiones que realizamos son bastante elementales, pero lo importante es destacar, que cada vez que tenemos la libertad de elegir algo, forzosamente estamos también rechazando las demás posibilidades. A esto lo llamamos coste de oportunidad.

Si, por ejemplo, te toca la lotería, ¿qué elegirías? Podrías ahorrarlo o invertirlo. Cada uno tiene sus pros y sus contras y depende de la decisión que tomemos renunciaríamos a algo. El coste de oportunidad de invertirlo sería perder dinero y  poder quedarnos sin blanca, mientras que el coste de oportunidad de ahorrarlo sería no poder disfrutar del dinero que tenemos.

Es por ello, que el coste de oportunidad más común al que nos enfrentamos es la manera en cómo organizamos nuestro día.

Y ahora, ¿estás de acuerdo con nosotros en afirmar que nada en esta vida es gratis?

Luna Aiyang Herruzo, Raquel Díaz, M.Victoria Hinojosa, Pablo Ruiz, Eduardo Cáceres.

4 ESO Economía

Anuncios